La liebre y la tortuga

El hábito hace al monje en las relaciones personales
9 diciembre, 2017
¡Un San Valentín con química!
29 enero, 2018

La liebre y la tortuga

Testudo hermanni tortoise and rabbit make a race on a white isolated background

Saber elegir bien no es fácil ya que muchas veces tomamos decisiones drásticas al cansarnos de pensar y muchas veces nos equivocamos. Aunque equivocarse sea muchas veces aceptable, puede llegar a agotarnos y hacernos perder un tiempo muy valioso.Poder elegir con más seguridad y más rápido es una gran ventaja en esta vida donde lo que realmente nos conviene es estar relajados y disfrutando de cada momento en compañía de gente que nos quiere y con quien nos sintamos muy a gusto.

Hay personas que consiguen seguir su intuición y dar con una pareja que les satisface rápidamente, son rápidas como las liebres para encontrar pareja   pero algunos prefieren tomar decisiones reflexionadas y tardan más tiempo en lograr una relación seria, son como tortugas en cuanto a relaciones amorosas se refieren. ¡Hay quien es indeciso y nunca se decide, pero esos no cuentan en esta fábula!

Las dos estrategias son válidas, pero lo que realmente es mejor es aunar la perseverancia de la tortuga con la rapidez y fogosidad de la liebre pues ni tenemos todo el tiempo de una centenaria tortuga, ni la energía de una incansable liebre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *